Un año más para recordar aquel 27 de septiembre de 1975, cuando, tras ser condenados en consejos de guerra sumarísimos, por los tribunales militares franquistas y tras la confirmación de las penas de muerte por el Consejo de Ministros, Ángel Otaegi, Jon Paredes Manot “Txiki”, Humberto Baena, Ramón García Sanz y José Luís Sánchez Bravo (los dos primeros militantes de ETA y los tres últimos militantes del FRAP), caían ante las balas de pelotones de ejecución, formados por voluntarios; policías miembros del servicio de información de la Guardia Civil. Eran los últimos asesinatos legalmente ordenados por la dictadura.

Desde AHAZTUAK seguiremos recordando para esclarecer la verdad, exigiremos justicia y condena para los culpables, y reclamaremos reparación.

Murieron por unos ideales, y esos ideales siguen vivos en nosotras y nosotros. Ésta es la herencia que hemos recibido, y la que nos da la fuerza para seguir con el trabajo de recuperación de la memoria.

José Luís, Ramón, Humberto, Txiki y Otaegi; nosotros y nosotras tampoco olvidamos y os seguiremos recordando cada 27 de septiembre.

27 de septiembre, viernes, a las 18:30, en la plaza del Ayuntamiento de Iruñea, CONCENTRACIÓN.