El domingo, vecinos de la localidad colocaron un monolito en el parque infantil

PATRICIA CARBALLO – Martes, 16 de Abril de 2019

Garralda rinde homenaje a 10 víctimas de la Guerra Civil

Un aurresku fue bailado delante del monolito y de los familiares de las víctimas.

Un aurresku fue bailado delante del monolito y de los familiares de las víctimas. (Foto: cedida)

GARRALDA

La localidad y el Ayuntamiento de Garralda, en el valle de Aezkoa, quisieron rendir homenaje este domingo a sus víctimas de la Guerra Civil con la colocación de un monolito en el parque infantil de la localidad aezkoana. Un emotivo acto al que asistieron las autoridades locales, numerosos vecinos y familiares de las víctimas, y donde se reconoció a los diez vecinos de Garralda que murieron entre los años 1936 y 1939: nueve por participar en el frente (de un total de 54 jóvenes garraldatarras que acudieron) y uno de ellos, el republicano Ramón Bengaray, por su ideología política. “Éste es un acto de memoria y quiere ser un reconocimiento de todas las víctimas de la guerra que son hijos de este pueblo. (…) Además, estamos aquí para exigir el respeto a las decisiones democráticas de los pueblos, para que hechos como aquellos no se vuelvan a repetir”, declararon dos vecinos en un manifiesto. Asimismo, los habitantes de la localidad quisieron homenajear a quien fuera alcalde durante ese tiempo, Cornelio Iriarte Pedroarena, quien defendió a sus ciudadanos de las persecuciones políticas. “Cuando aparecieron los fascistas para detener a opositores al franquismo, les dijo que en Garralda no había nadie malo y que antes de detener a nadie, le tendrían que detener a él primero. Queremos agradecer públicamente su gran valentía y firmeza”, continuaron en el comunicado. De hecho, esta acción posibilitó que Garralda sólo tuviera que lamentar, en cuanto a persecuciones políticas, la pérdida de Ramón Bengaray, hijo del maestro de Garralda y nacido allí, que fue un relevante político republicano y proclamado número uno en las elecciones del 36 por el Frente Popular, siendo asesinado el 24 de agosto de 1936 junto a otras 37 personas y del que todavía no se han encontrado sus restos.

MEMORIA HISTÓRICA .

El acto de homenaje terminó con un aurresku frente al monolito y un agur jaunak entonado por la Coral Orreaga. Con él, Garralda, que como muchos otros pueblos de la zona sufrieron la represión franquista, ahora se suma a la Ley de Memoria Histórica de 2007 con el reconocimiento de sus víctimas y lo hace desde un lugar estratégico, un parque infantil, para que las generaciones futuras conozcan su historia y, especialmente, según leyeron en el manifiesto, para que “nunca más las risas y los gritos de alegría de los niños y de las niñas sean acallados por los horrores de una guerra”.

PLACA CON NOMBRES

10 víctimas. Demetrio Barberena Urrutia, Segundo Burusco Maisterra, Pedro Barberena Iriarte, Julián Rota Loperena, Cándido Iriarte Iriarte, Pedro Iriarte Elizondo, Felix Orbaiz Echabarren, Damian Iriarte Iriarte y Alfonso Iriarte Lerindegui y Ramón Bengaray Zabalza.

LA FRASE

“ÉSTE ES UN ACTO DE MEMORIA Y QUIERE SER UN RECONOCIMIENTO DE TODAS LAS VÍCTIMAS”

Desde la localidad no se quiso hacer distinción de víctimas y desearon que hechos como éste no se vuelvan a suceder.

FRENTE 54

De los 54 jóvenes que acudieron al Frente, murieron 9.